Contáctame: 956-556-5100

Sígueme!

COMO COMPRAR PROPIEDAD EN ESTADOS UNIDOS SIENDO EXTRANJERO NO RESIDENTE

 ¿Te has preguntado alguna vez cómo sería comprar una propiedad en Texas?

Hoy te guiaré por el emocionante proceso de invertir en bienes raíces en Texas para extranjeros. Imagina despertar cada mañana en tu hogar en Texas, iniciando el día con energía y rodeado de nuevas oportunidades. Es totalmente posible, y estoy aquí para mostrarte cómo.

PREPARATIVOS INICIALES

Prepararse es clave, y no estoy hablando solo de mentalizarte para lograr tu sueño inmobiliario.

Comprende el mercado inmobiliario en Texas

Primero, hablemos del mercado texano. Imagina que Texas es como un enorme buffet. Tienes desde el ajetreo urbano de Houston hasta la vibra relajada de Austin. ¿Qué zona te llama más?

¿Buscas la innovación y música en vivo de Austin o prefieres la riqueza cultural de San Antonio?

Investiga un poco, las tendencias del mercado pueden decirte mucho sobre qué áreas están en auge y cuáles te ofrecen más por tu dinero. Y sí, aunque el precio es importante, también piensa en qué lugar resonará con tu estilo de vida.

Encuentra un agente inmobiliario confiable

Ahora, sobre encontrar un agente inmobiliario. Piénsalo como buscar un copiloto para un viaje por carretera. Quieres a alguien que conozca las mejores rutas, los atajos y, sobre todo, que entienda hacia dónde quieres ir.

Un buen agente inmobiliario, especialmente uno que tenga experiencia trabajando con compradores extranjeros, será tu mapa del tesoro en este viaje. Puede mostrarte opciones que encajen con tus sueños y tu presupuesto, y explicarte los pasos específicos cómo comprar propiedades en Estados Unidos siendo extranjero.

Establece tu presupuesto

Ahora, el presupuesto. Imagina que estás en una tienda de dulces con un billete de $10. Necesitas escoger sabiamente para aprovechar al máximo tu dinero.

Lo mismo va para comprar una casa, determina cuánto puedes y quieres invertir.

Y no olvides los extras: gastos de cierre, impuestos, y esos pequeños detalles que siempre aparecen. Piensa en tu presupuesto como tu billete de $10. ¿Cómo vas a gastarlo para sacarle el mayor provecho?

DOCUMENTACIÓN NECESARIA

Ahora que ya sabemos cómo prepararnos para la gran aventura, es hora de hablar sobre el kit de supervivencia, o mejor dicho, la documentación necesaria para comprar tu propiedad en Estados Unidos siendo extranjero.

¿Listo? Vamos a sumergirnos en el papeleo.

Importancia de la Pre-aprobación de la Hipoteca

Primero que nada, la pre-aprobación de la hipoteca es como tu pase VIP a un concierto exclusivo. Muestra que eres un comprador serio y tienes el respaldo financiero para hacer una oferta. No es solo un “Hola, aquí estoy”, sino un “Hola, estoy aquí y listo para comprar”.

La pre-aprobación te da una idea clara de cuánto te pueden prestar, lo que a su vez te ayuda a establecer un presupuesto realista.

Identificación

Ahora, sobre la identificación. Así como no entrarías a un club sin tu ID, no puedes comprar una propiedad sin una identificación válida. Como Realtor de Keller Williams, te puedo referir con expertos abogados quienes te podrán guiar en la documentación necesaria.

Prueba de Fondos

La prueba de fondos es como ir a una subasta con tu cheque en mano, mostrando que tienes el dinero, para ello te sirve los estados de cuenta bancarios, pruebas de inversiones, o cualquier otro documento financiero que demuestre que puedes cubrir el costo de la casa y los gastos asociados. Es como decir, “No solo estoy aquí por curiosidad; tengo el poder de compra”.

Número de Identificación Fiscal (ITIN)

Por último, pero definitivamente no menos importante, el ITIN (Número de Identificación del Contribuyente). Si no tienes un número de seguro social (SSN) por no ser residente o ciudadano, necesitarás un ITIN para poder presentar tus declaraciones de impuestos en Estados Unidos. Piénsalo como tu identificación fiscal que te dice: “Bienvenido al sistema, estamos listos para hacer negocios”.

Servicio de Impuestos Internos (IRS) para realizar transacciones financieras. https://www.irs.gov/individuals/individual-taxpayer-identification-number

BÚSQUEDA Y SELECCIÓN DE PROPIEDADES

Trabaja con tu  Realtor y dile tus necesidades

Piensa en la búsqueda en línea como tu mapa del tesoro digital. Sitios web inmobiliarios o incluso las páginas de agencias locales en Texas, son tus mejores amigos en esta etapa. Filtrar por ubicación, precio, tipo de propiedad, y otras características específicas te ayudará a navegar por el vasto océano de opciones.

Es como personalizar tu búsqueda del tesoro para encontrar exactamente lo que buscas. ¿Quieres una casa con patio en Austin? ¿O prefieres un apartamento con vista al mar en South Padre Island?

Programa visitas

Una vez que tienes una lista de posibles candidatas, es hora de verlas en persona, coordinar visitas te permite sentir realmente el espacio, observar los alrededores, y evaluar si puedes imaginarte viviendo ahí.

Es como tener citas con las casas; algunas te enamorarán a primera vista, mientras que otras quizás no sean como esperabas. Este paso es clave, ya que no hay mejor forma de sentir la vibra de un lugar que estando físicamente allí.

Pero, ¿qué pasa si estás lejos y no puedes visitar las propiedades en persona?

La tecnología viene al rescate con tours virtuales y videollamadas. Como Realtor, puedo ofrecerte recorridos detallados en línea para que puedas explorar cada rincón de la propiedad desde la comodidad de tu sofá. Aunque no reemplaza completamente la experiencia de estar allí, es una excelente alternativa para los compradores internacionales.

Escuchar a los expertos

En este punto, tener a un agente inmobiliario de confianza es invaluable, te ofrecen insights sobre las propiedades, recomendarte zonas que cumplan con tus expectativas y ayudarte a descubrir joyas ocultas que podrías haber pasado por alto. Imagina a tu agente como tu guía local en esta expedición, alguien que conoce todos los secretos del lugar y puede llevarte directamente a lo que buscas.

 

OFERTA Y NEGOCIACIÓN

Llegamos a una de las etapas más importante y, a veces, intimidantes del proceso de compra: la oferta y negociación. Aquí es donde tu sueño empieza a tomar forma, pero también donde necesitas tener la cabeza fría y el corazón listo para algunas montañas rusas emocionales.

Haz una oferta

Imagina que has encontrado la casa perfecta. Es todo lo que querías y más. Ahora, es momento de hacer una oferta. Este equivalente a, “¿te gustaría salir conmigo?” en el mundo inmobiliario.

Tu agente inmobiliario, te ayudará a redactar una oferta que refleje tu interés serio y cómo las estrategias para negociar la compra de una propiedad en Estado Unidos como extranjero pueden marcar la diferencia para alcanzar un acuerdo satisfactorio, no solo incluirá el precio que estás dispuesto a pagar, sino también condiciones como plazos, contingencias (como pasar una inspección de la casa satisfactoriamente), y cualquier otro detalle importante. Es como escribir una carta de amor a la casa de tus sueños, asegurándote de expresar tu interés serio sin asustar al vendedor pidiendo demasiado desde el inicio.

Negocia los Términos

Ahora bien, rara vez la primera oferta es aceptada tal cual, prepárate para un poco de tira y afloja. Aquí es donde la negociación entra en juego, y tu agente inmobiliario será tu campeón de lucha libre, luchando por conseguirte el mejor trato posible. Puede haber contrapropuestas, y cada una será como un paso de baile, donde cada parte se mueve hacia adelante y hacia atrás hasta encontrar un ritmo que funcione para ambos.

Por ejemplo, digamos que ofreces $250,000 por una casa, pero el vendedor contrapropone con $265,000. Aquí tienes la oportunidad de aceptar, rechazar o hacer otra contrapropuesta. Quizás ofrezcas $260,000 pero pidiendo que ciertos muebles se incluyan en el trato.

Recuerda, la negociación no es solo sobre el precio. Puedes negociar aspectos como la fecha de cierre, quién paga ciertas inspecciones o reparaciones, e incluso la inclusión de electrodomésticos o muebles.

El objetivo es llegar a un acuerdo que haga feliz a ambas partes. Piénsalo como encontrar el equilibrio perfecto en una balanza. No es fácil, pero con paciencia, flexibilidad y un buen agente a tu lado, puedes navegar estas aguas y anclar felizmente en un acuerdo satisfactorio.

 

CIERRE Y CELEBRACIÓN

Al final del viaje de comprar una propiedad en Estados Unidos, llegamos a la meta: el cierre y la celebración. Este es el momento en que todos los esfuerzos, la paciencia y la anticipación finalmente dan fruto.

Inspecciones y contingencias

Antes de que puedas llamarte oficialmente propietario de una casa en Estados Unidos., hay un par de escalones más por subir. Uno de ellos son las inspecciones. Piensa en las inspecciones como el último chequeo de salud para tu futura casa. ¿Está todo en orden? ¿Hay algo que necesite ser reparado? Las inspecciones pueden revelar problemas ocultos que podrías querer que el vendedor repare antes de cerrar el trato.

Las contingencias, por otro lado, son como tu red de seguridad. Por ejemplo, podrías tener una contingencia que dice que la compra está sujeta a una inspección satisfactoria. Si algo sale mal y no se puede arreglar, puedes retroceder sin perder tu depósito. Es una forma de protegerte y asegurarte de que no te estás metiendo en algo que no esperabas.

Firma los documentos

El día del cierre es como el gran final de tu película favorita. Aquí es cuando oficialmente transfieres el dinero y recibes las llaves de tu nuevo hogar. Pero antes, prepárate para una maratón de firma de documentos. Desde el acuerdo de compra hasta los documentos del préstamo hipotecario, habrá una pila de papeles esperando tu firma.

Imagina estar sentado en una mesa, con tu agente y tal vez un abogado a tu lado, firmando tu nombre más veces de lo que puedes contar. Pero cada firma te acerca más a tu objetivo. Y cuando finalmente pongas esa última firma, es oficial: eres propietario de una casa en Estados Unidos

Celebración

Ahora, ¡es hora de celebrar!

Has navegado por el complejo proceso de compra de una casa en otro país y has salido victorioso. Es un logro enorme, y definitivamente merece una celebración. Tal vez sea una pequeña reunión en tu nueva casa (incluso si aún está vacía) o una cena en tu restaurante favorito para brindar por el nuevo capítulo que está a punto de comenzar en tu vida.

El cierre y la celebración marcan el final de un proceso y el comienzo de muchos nuevos recuerdos en tu nuevo hogar. Es un momento lleno de emociones, satisfacción y, por supuesto, un poco de alivio. Has logrado algo grandioso, y ahora es el momento de disfrutar de los frutos de tu trabajo.

POST-COMPRA: ¿Y AHORA QUÉ?

Ahora que las llaves están en tu mano y la casa de tus sueños en Estados Unidos es oficialmente tuya, podrías estar preguntándote, ¿y ahora qué? Este momento es tanto un final como un comienzo: el final del proceso de compra, pero el comienzo de hacer de esa casa tu hogar.

Qué esperar después de la compra

Primero, respira hondo y disfruta del momento. Pero también prepárate para algunos pasos administrativos importantes post-compra. Deberás asegurarte de que todos los servicios esenciales estén a tu nombre, desde el agua y la electricidad hasta el internet. Es un poco como configurar tu campamento base antes de explorar un nuevo territorio. También es un buen momento para revisar tu seguro de hogar y asegurarte de que todo esté cubierto correctamente.

Puedes comprar un seguro para reparaciones en caso se descomponga algún aparato o algún sistema de la casa, esto es Home Warranty, hay planes desde $450 anuales.

Además, no olvides los aspectos fiscales, ahora que eres propietario de una casa en Estados Unidos, habrá obligaciones tributarias que considerar. Dependiendo de tu situación, podrías necesitar pagar impuestos a la propiedad, así como considerar cómo afectará esto a tu declaración de impuestos. Piensa en ello como en prepararte para una expedición: necesitas tener todo tu equipo listo y saber qué senderos fiscales estás a punto de explorar.

Consejos prácticos para la post-compra y la mudanza

La mudanza es el paso final en la materialización de tu sueño. Antes de que empieces a empacar, considera si necesitas hacer alguna mejora o reparación en tu nueva casa. ¿Hay algo que quieras cambiar para hacer el espacio verdaderamente tuyo? Desde pintar las paredes hasta actualizar los electrodomésticos, estas pequeñas modificaciones pueden hacer una gran diferencia.

Cuando llegue el momento de mudarte, una organización cuidadosa será tu mejor amiga. Etiqueta las cajas por habitación y por contenido. Esto no solo te ayudará durante la mudanza, sino también al desempacar.

Y hablando de desempacar, hazlo con paciencia. Crea primero los espacios esenciales como el dormitorio y la cocina, y luego ve expandiéndote desde ahí. Es como desplegar un mapa y comenzar a explorar desde un punto central, expandiéndote gradualmente hacia nuevas áreas.

Finalmente, intégrate en tu nueva comunidad. Explora tu vecindario, saluda a tus vecinos y descubre tus nuevos lugares favoritos; recuerda, convertir una casa en un hogar va más allá de los muebles y la decoración, se trata de construir conexiones y crear recuerdos.

 

CONCLUSIÓN

Comprar una propiedad en Estados Unidos siendo extranjero puede parecer un desafío al principio, pero con la guía adecuada y preparación, es una aventura completamente alcanzable y gratificante. Desde investigar el mercado inmobiliario hasta firmar los documentos finales, cada paso te acerca más a realizar tu sueño inmobiliario. Recuerda, el éxito en este viaje no solo depende de encontrar la casa perfecta, sino también de comprender el proceso, prepararte adecuadamente y asociarte con los profesionales adecuados. Con paciencia, diligencia y un poco de aventura en el corazón, la propiedad de tus sueños en Texas no es solo una posibilidad, es una realidad esperando ser descubierta.

 

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Puedo comprar una casa en los Estados Unidos si no soy ciudadano?

Sí, los extranjeros no ciudadanos pueden comprar propiedades en Estados Unidos. No necesitas ser ciudadano ni residente permanente, pero es esencial tener toda tu documentación en orden, como un Número de Identificación Personal del Contribuyente (ITIN).

¿Necesito un seguro de título?

Sí, el seguro de título es altamente recomendado para protegerte contra reclamaciones legales sobre la propiedad que adquieres. Asegura que el título de la propiedad sea válido y libre de problemas.

¿Cuánto tiempo lleva el proceso de compra?

El proceso de compra puede variar, pero generalmente toma entre 30 a 60 días desde que tu oferta es aceptada hasta el cierre, dependiendo de varios factores, incluyendo la rapidez de las partes en completar sus obligaciones y la obtención de la financiación.

¿Qué es un préstamo hipotecario?

Un préstamo hipotecario es un préstamo utilizado para comprar una propiedad, donde la propiedad misma sirve como garantía del préstamo. Este tipo de préstamo es común en la compra de bienes raíces en Estados Unidos.

¿Cómo puedo calcular los impuestos sobre la propiedad?

Los impuestos sobre la propiedad se calculan basándose en el valor tasado de la propiedad y la tasa impositiva local. Puedes obtener esta información del tasador del condado o del distrito fiscal donde se encuentra la propiedad.

¿Puedo comprar una casa en Texas sin haberla visto en persona?

Sí, puedes comprar una casa sin verla en persona, pero se recomienda encarecidamente hacerlo o tener a alguien de confianza que inspeccione la propiedad en tu nombre. La tecnología moderna también permite tours virtuales detallados.

¿Cómo afecta el tipo de cambio a mi inversión inmobiliaria en Texas?

El tipo de cambio puede afectar significativamente tu inversión, ya que las fluctuaciones pueden alterar el costo real de tu propiedad en tu moneda local. Es vital considerar el tipo de cambio actual y potencial al planificar tu compra.

¿Puedo obtener financiamiento de un banco estadounidense si no soy residente?

Sí, algunos bancos en Estados Unidos ofrecen préstamos hipotecarios a extranjeros no residentes. Sin embargo, los requisitos pueden ser más estrictos, incluyendo un mayor pago inicial y prueba de ingresos.