Contáctame: 956-556-5100

Sígueme!

TEXAS EN LA BALANZA: OPORTUNIDAD Y DESAFIOS DE INVERSION INMOBILIARIA

VISIÓN ACTUAL DE LA ECONOMÍA TEXANA

A pesar de enfrentarse a tasas de interés elevadas, la economía de Texas continúa mostrando su fortaleza. El mercado laboral ha visto un crecimiento notable, con una participación laboral consistente y robusta. El mercado inmobiliario también experimentó un incremento en las ventas, a pesar de que las hipotecas a diez y treinta años mantuvieron sus tasas altas. No obstante, la confianza de los consumidores texanos ha disminuido, afectada por un estancamiento en el crecimiento económico.

VOLATILIDAD ECONÓMICA ANTE LA SUBIDA DEL IPC

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) registró un incremento del 0.4% en comparación con el mes anterior y del 3.2% respecto a febrero del año pasado, como informa la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU. Más del 60% de este incremento fue impulsado por los sectores de vivienda y gasolina. Aunque el índice para la gasolina mostró un aumento en febrero, su variación anual experimentó una caída hasta el -3.9%.

En enero, la Reserva Federal decidió pausar el aumento en las tasas de interés, estableciendo el rango meta para los Fondos Federales entre el 5.25% y el 5.5%. Con la inflación aún sobre el objetivo de largo plazo del 2%, y dadas las lecturas de inicio de año que superaron las expectativas, parece poco probable una reducción de las tasas en junio. Los últimos datos económicos, incluyendo la inflación y las ventas al por menor, no cumplieron con las expectativas: las ventas minoristas se redujeron y la inflación persistió elevada. Según Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, para que las tasas de interés comiencen a bajar, es necesario que la economía mantenga su fortaleza a la par que la inflación se modere.

DINAMISMO EN EL EMPLEO DE TEXAS

El sector no agrícola en Texas experimentó un incremento de 49,800 empleados. Las principales áreas metropolitanas vieron crecimientos mensuales, con Austin liderando con un aumento de 11,400 empleados. Seguidamente, Dallas y Houston reportaron aumentos significativos de 7,800 y 6,900 trabajadores, respectivamente, mientras que San Antonio mostró incrementos más modestos. Durante dos meses consecutivos, los sectores de servicios profesionales, empresariales, educativos y de salud fueron los más destacados en términos de crecimiento laboral, sumando 11,900 y 9,300 nuevos trabajadores, respectivamente.

En cuanto al ambiente laboral en Texas, este mantiene su fortaleza con una elevada tasa de participación laboral del 64.1%. La tasa de desempleo ha permanecido constante en 3.9% durante los últimos nueve meses, con un promedio de 153,716 solicitudes de desempleo continuas cada semana.

EL INVENTARIO HA CRECIDO MÁS RÁPIDO QUE LAS VENTAS

Los datos recientes indican que en Texas se registró un incremento del 3.6% en las ventas totales de viviendas de un mes a otro, alcanzando un total de 29,999 unidades vendidas. Las principales ciudades vieron un aumento moderado en las ventas, con San Antonio liderando con un significativo aumento del 11.8%, lo que se traduce en más de 339 ventas adicionales en comparación con el mes anterior. Dallas también experimentó un notable crecimiento del 8.7%, equivalente a casi 700 viviendas más. Mientras tanto, Houston, tras un mes anterior exitoso, vio estancarse su crecimiento en febrero.

PERSPECTIVAS MEJORADAS PARA EL SECTOR COMERCIAL

De acuerdo con la Encuesta de Perspectivas del Sector de Servicios de la Reserva Federal de Dallas, aunque la percepción de las condiciones comerciales generales ha mejorado, sigue siendo poco alentadora, con el índice de actividad empresarial general aún en un -3.9. Sin embargo, los encuestados se mostraron más optimistas respecto al futuro, con un aumento en el índice de actividad empresarial general futura a 12 y el índice de ingresos futuros permaneciendo en positivo. Aunque los ingresos pasaron a ser positivos, aún se encuentran por debajo de la tendencia a largo plazo, sugiriendo un potencial de crecimiento.

En el sector minorista, la nómina se redujo en 2,500 empleados en febrero. Aunque las ventas siguieron cayendo, la caída fue menos pronunciada que el mes anterior, con el índice de ventas mejorando de -28.6 a -5.3. El mercado laboral en el sector minorista mostró signos de mejora, con el índice de empleo alcanzando un valor positivo de 2.4. A pesar de esto, la percepción general sobre el entorno empresarial empeoró, y el índice de actividad empresarial general continuó en terreno negativo en -18. Las expectativas para el crecimiento futuro en el comercio minorista se mantienen cautelosas, con un aumento en el índice de actividad empresarial general, aunque todavía en negativo.

DECLIVE EN EL COMERCIO GLOBAL

Las exportaciones totales de Texas experimentaron una reducción del 3% de un mes a otro, aunque se mantuvieron estables en comparación con enero de 2023. Las principales categorías de exportación mostraron movimientos opuestos: mientras las exportaciones de computadoras y electrónicos subieron un 3.9%, las de petróleo y carbón cayeron un 7.6%, y las de productos químicos descendieron un 6.8%. Otras industrias que contribuyeron a la caída mensual incluyen la madera, que disminuyó un 26.8%, y los muebles y accesorios, que bajaron un 15.7%. Por otro lado, la industria de equipos de transporte experimentó un aumento significativo del 22.7% mensual, representando la mayor parte de las exportaciones texanas más allá de las tres categorías principales. La exportación de petróleo crudo de Texas mostró una variabilidad notable, alternando entre aumentos y disminuciones marcadas por cuarto mes consecutivo. En el mes anterior, las exportaciones tuvieron incrementos de dos dígitos, mientras que este mes experimentaron una caída del 8.6%. Europa y Asia dominaron más del 80% del mercado de exportación de petróleo crudo de Texas, con Alemania y Brasil reportando disminuciones superiores al 50%, mientras que Italia incrementó sus importaciones en más de un 500%.

ANALISIS INMOBILIARIO

Fortalezas

  • Crecimiento laboral sostenido: El aumento constante en el empleo, especialmente en las grandes áreas metropolitanas como Austin, Dallas y Houston, sugiere una demanda continua por vivienda debido al aumento de la población trabajadora.
  • Incremento en ventas de viviendas: A pesar de las altas tasas de interés, el mercado inmobiliario ha mostrado un crecimiento en las ventas, destacando una demanda robusta. Este es un indicativo positivo para los inversores, ya que sugiere que el mercado puede absorber nuevas propiedades a pesar de las condiciones financieras desafiantes.

Riesgos y Consideraciones

  • Volatilidad económica y IPC: La subida en el IPC y la persistencia de la inflación por encima de los objetivos pueden indicar presiones económicas que podrían afectar a los consumidores a largo plazo, impactando su capacidad para asumir nuevas hipotecas o rentas más altas.
  • Confianza del consumidor: La disminución en la confianza del consumidor podría traducirse en una menor actividad de compra de viviendas si esta tendencia persiste, lo cual es crucial monitorear.

Potencial a Largo Plazo

  • Aunque existen desafíos significativos, el mercado texano muestra signos de un potencial crecimiento a largo plazo. Los sectores de servicios profesionales y de salud, que están experimentando expansión, podrían continuar propulsando la demanda de viviendas. Además, la mejora en las perspectivas comerciales, aunque todavía cautelosas, y la estabilidad en las exportaciones sugieren que la economía de Texas podría mantener su trayectoria de crecimiento.

CONCLUSIÓN

Para los inversores inmobiliarios, Texas ofrece una mezcla de oportunidades y desafíos. Sería prudente centrarse en áreas con crecimiento de empleo sustancial y considerar el impacto de la inflación y las tasas de interés en la capacidad de compra de los consumidores.

Las inversiones deben ser estratégicamente seleccionadas, preferiblemente en regiones que muestran un crecimiento constante de empleo y ventas de viviendas, y donde las proyecciones económicas a largo plazo siguen siendo positivas. Monitorizar de cerca la confianza del consumidor y la salud económica general será clave para maximizar los retornos y mitigar los riesgos. Algunas ciudades de crecimiento laboral y propicias para inversión, tenemos a: Austin, Dallas, Houston, San Antonio, Fort Worth, Arlington, El Paso, Corpus Christi.

Fuente: Texas A&M University, Texas Real Estate Research Center

Si te ha parecido interesante este contenido, te invito a revisar el artículo de las Tendencias Inmobiliarias en la frontera texana.

Contáctame hoy mismo para empezar con tu inversión en Texas